28.4.10

LA NUEVA CULTURA DEL CONSUMO RESPONSABLE

Consumir es el acto mediante el cual se satisface una necesidad, pero también es mucho más que eso, pues implica participar consciente o inconscientemente en los procesos económicos, medioambientales y sociales que permiten la presencia en el mercado del bien o producto consumido. Por ello, el concepto de “consumo responsable”, que equivale a consumo reflexivo, crítico y solidario, postula que deberían tenerse en cuenta tales procesos al momento de tomar la decisión de compra y elegir entre las opciones disponibles las que menos repercusiones negativas tengan. En consecuencia, es conveniente determinar qué empresas, productos y servicios, respetan el medio ambiente e invierten en calidad para preferirlos frente a otros que no cumplan con los citados requisitos. Antes de escoger por impulso un determinado producto o servicio atraídos por un precio bajo, importa sopesar también su calidad e impacto ambiental, si el almacén donde se adquiere brinda un buen servicio de posventa, y si la fábrica que lo produce tiene políticas de responsabilidad social empresarial. Por supuesto, ello pone en evidencia la importancia de educar e informar al consumidor en forma permanente a través de todos los medios posibles, desde su propia perspectiva y no solo desde la óptica del fabricante, del comerciante, del publicista o del marketing, que no siempre consultan el bienestar colectivo, a fin de lograr la modificación de los hábitos de consumo inconvenientes para la salud pública, el ecosistema, la prosperidad de la región, y por supuesto, para la economía familiar.

NECESIDAD DE AGREMIACIÓN DE LOS CONSUMIDORES EN LIGAS COMUNALES

La sociedad está basada en la actividad económica de tres sectores principales: Los productores o fabricantes. Los proveedores o comerciantes. Y los consumidores. Para obtener sus respectivas reivindicaciones cada sector debe contar con asociaciones poderosas y bien nutridas, pues resulta evidente que solo serán incluidas en la agenda política las necesidades de los gremios mejor organizados. Hasta ahora, a pesar de ser el sector más numeroso, los consumidores colombianos no son tenidos en cuenta al momento de tomarse las grandes decisiones que afectan sus intereses colectivos, sencillamente porque no están agrupados y organizados conforme al Decreto 1441 de 1982. Consideramos que en la práctica y no solo en teoría, en las ciudades de Colombia, cada comuna debe contar al menos con una liga de consumidores que vele por los derechos de sus integrantes, cada municipio constituir una asociación de ligas comunales y cada asociación municipal integrarse a su respectiva asociación departamental de consumidores para que estas, a su vez, se afilien a la Confederación Colombiana de Consumidores, que aglutina a las asociaciones regionales de consumidores de todo el país. De esta manera se lograría una verdadera participación ciudadana en el proceso de mejoramiento de la calidad de vida. Las organizaciones de base son las ligas comunales de consumidores y sería de gran valor estratégico que esas ligas se conformaran con delegados de las Juntas de Acción Comunal (JAC), Grupos de Adultos Mayores y Asociaciones de Padres de Familia. Los interesados en constituir una liga de consumidores pueden obtener más información en http://fundeconsumo.blogspot.com/ y/o escribirnos a el-consumidor@hotmail.com

EL PODER DE COMPRA DE LOS CONSUMIDORES ORGANIZADOS

La unificación del poder de compra de muchos consumidores minoristas permite hacer una compra al por mayor para obtener un mejor precio, lo que se conoce como descuentos por volumen de compra. En inglés el concepto se denomina “power buy” (compra poderosa). La idea es simple y ha sido utilizada en Colombia por las cooperativas de consumo. La cooperativa compra las mercancías directamente al productor o fabricante y obtiene unos descuentos que traslada a los asociados. Las Ligas Comunales de Consumidores podrían realizar compras al por mayor empezando por productos de uso diario, por ejemplo elementos de aseo personal (jabón, crema dental, papel higiénico, etc.) y alimentos no perecederos (arroz, harina, sal, aceite, etc.), abaratando el costo de la canasta familiar. La cosa tiene lógica. Mientras el sistema se acredita, se compran pocas o incluso una sola clase de producto que permita ir conociendo las bondades de la compra unificada.

EL PODER DE VETO DE LOS CONSUMIDORES ORGANIZADOS

Constituye el reverso del poder de compra unificado, pues la facultad de comprar implica el derecho a no comprar. Cuando una organización de consumidores acuerda, como último recurso, negarse a comprar el bien de consumo o a usar el servicio que una determinada empresa ofrece, ejerce una presión legítima para que el precio baje, la calidad mejore o si existe un riesgo grave para la salud pública o el medio ambiente, el producto salga del mercado. Se trata, entonces, del derecho no escrito de los consumidores al boicot. Tanto la compra unificada como el veto comercial pueden potenciarse con ayuda de Internet que permite realizar convocatorias amplias, ilimitadas, prácticamente sin costo. Bajo la dirección de las Ligas Comunales de Consumidores se agotarán previamente los reclamos formales y se garantizará la transparencia de la actuación.

LA DEFENSA DEL AMBIENTE Y EL ESPACIO PÚBLICO

Una de las principales funciones de las Ligas Comunales de Consumidores es velar por la conservación del medio ambiente, el adecuado manejo de residuos y la protección de la biodiversidad (fauna y flora) de la Comuna bajo su jurisdicción. Cada municipio cuenta, o debería contar, con entes de control y vigilancia que se encarguen de la función de proteger el ambiente y el espacio público, y educar a la ciudadanía en ese sentido. Las Ligas de Consumidores Comunales podrían crear los espacios donde la comunidad reciba educación en tales temáticas por parte de entidades como el DAGMA, la C.V.C., etc, que gustosamente hacen presencia en las comunidades organizadas. Por su lado, FUNDECONSUMO presta asesoría a las Ligas para realizar la defensa legal del ambiente y el espacio público, mediante la presentación de peticiones, acciones populares y acciones de cumplimiento en ese sentido.


LOS COMITÉS DE EDUCACIÓN DE LAS JAC Y LAS LIGAS DE CONSUMIDORES

Las Juntas de Acción Comunal (JAC) para funcionar adecuadamente deben contar con comités o comisiones de trabajo, siendo uno de ellos el Comité de Educación al Consumidor que puede actuar como puente entre la Liga Comunal de Consumidores y cada uno de los barrios que integran la respectiva Comuna. Dicho comité sería el encargado de coordinar las charlas y conferencias sobre temas de interés general que se programen por parte de la Liga en las sedes comunales, a cargo de entidades gubernamentales, universidades y ONG’s. Téngase en cuenta que los aliados estratégicos de las Ligas de Consumidores son las JAC, los Grupos de Adultos Mayores, y las Asociaciones de Padres de Familia. FUNDECONSUMO tiene el programa Escuelas Ciudadanas para las Comunas de Cali.

18.4.10

LA IMPORTANCIA DE LOS GRUPOS DE ADULTOS MAYORES EN ALIANZA CON LAS JUNTAS DE ACCIÓN COMUNAL


Por FERNANDO FLÓREZ RICARDO presidente de FUNDECONSUMO
http://fundeconsumo.blogspot.com/

Un recurso humano muy valioso lo constituyen en cada barrio los adultos mayores, pues disponen de una gran experiencia y tiempo libre, a quienes el trabajo comunitario puede proporcionar un sentimiento de pertenencia y utilidad que infunda a sus vidas mayor vitalidad y fortalezca su salud. En los últimos años se ha producido una verdadera revolución silenciosa: la de los grupos de tercera edad, enfocada a la recreación activa. Si estos grupos se aliaran estratégicamente con las Juntas de Acción Comunal (JAC) y Ligas de Consumidores, para ejercer un liderazgo, tanto ellos como la comunidad se verían mutuamente beneficiados. Las JAC, por ejemplo, podrían crear en cada barrio un Comité de Capacitación al Adulto Mayor (C.A.M.) en materia de salud preventiva, instrucciones para ejercicios físicos, consejería psicológica, etc., servicios que podrían obtenerse mediante convenios con las facultades de Fisioterapia, Educación Física, Nutrición, Medicina, Psicología y Gerontología de las universidades locales.

Como contraprestación, los adultos mayores afiliados al Comité podrían colaborar en algunas de las actividades de las JAC, en especial, en la conformación de un Comité de Educación Informal al Consumidor (CEIC) que invite a organizaciones gubernamentales, ONG’s, profesionales y docentes, dispuestos a dictar charlas en las sedes comunales, en temas tan diversos como defensa ciudadana y ambiental, alfabetización financiera, seguridad alimentaria, farmacológica y cosmética, nutrición, reciclaje, metrología legal, prevención en salud, superación personal, autoestima, etc. De ambos comités podrían designarse dos (2) delegados a la LIGA DE CONSUMIDORES de la respectiva Comuna, que pueden prestar un gran servicio social tramitando en nombre y representación de la comunidad Peticiones, Quejas y Reclamos (PQR’s) ante los autoridades de control correspondientes, tales como Alcaldías, Superintendencias, CNTV, Ministerios, Invima, etc., para la vigilancia e inspección del ambiente, del espacio público, de los servicios públicos y de los establecimientos de comercio del sector. Conozca las ventajas de afiliarse a una Liga Comunal de Consumidores en http://eco-consumo.blogspot.com/

FUNDECONSUMO, con sede en Cali, en la carrera 3 No. 12-40 (Teléfonos 888 1978 - 888 1979 - 884 4055), afiliado a la Confederación Colombiana de Consumidores, tiene un Programa de Servicio Legal Comunitario denominado "GENTE MAYOR" dirigido a todos los grupos de tercera edad y adultos mayores en general, residentes en la ciudad de Cali, para brindarles orientación legal en las sedes comunales en materia de Seguridad Social, pensiones y EPS, obtención de auxilios económicos por parte de la Alcaldía para estratos I y II, Derecho de Familia, y en especial, para promover y difundir la Ley del Colombiano de Oro (Ley 1091 de Septiembre 08 de 2006), que les da prioridad de atención en todos los establecimientos públicos y privados. No más filas (colas) interminables de nuestros mayores para acceder a los servicios que necesitan. ¡¡Hagamos valer sus derechos!!

14.4.10

HACIA UNA NUEVA CONVIVENCIA CIUDADANA

Adaptado del artículo del Dr. VICENTE ARREDONDO RAMIREZ aparecido en

Es indispensable activar la energía social para encontrar nuevas formas de convivencia ciudadana. Son muchas las personas que desean colaborar en la construcción de una nueva forma de convivencia nacional, para su propio bien y el de toda la sociedad, pero también son muchas las que necesitan despertar dentro de sí la inquietud de la corresponsabilidad social y el sentido de obligación frente al bienestar colectivo.

Todo debe iniciar por la construcción y el reforzamiento de la autoestima personal. Nadie que no se respete a sí mismo o a sí misma, y que no tenga seguridad y deseos de desarrollar su potencial humano estará en capacidad de hacer aportes positivos a la sociedad. Es importante entender que ninguna persona es superior o inferior a otra, que todos tenemos derechos y obligaciones individuales y sociales, que cada persona es única e inigualable en este planeta, y que tiene una dignidad que debe ser intocable. Las diferencias, en todo caso, se deben a que no todas las personas tienen las mismas capacidades, ni han tenido las mismas oportunidades para crecer y participar de manera constructiva en la vida social, o bien, porque la persona misma ha decidido renunciar a vivir con plenitud.

RECUPERAR EL ESPACIO Y EL TIEMPO PERSONAL Y SOCIAL

La mayor prueba de la inmadurez personal y cívica es el esperar que otros resuelvan nuestros problemas. Vivir repartiendo culpas de todo aquello que nos afecta es la mejor forma de asegurar que los problemas sigan existiendo. De ahí la importancia de que cada persona identifique su ámbito de influencia, para que con sus propios medios aporte soluciones.

El argumento tramposo de que la economía nacional depende sólo de las fuerzas del mercado internacional, y de la forma en que nos insertemos en ellas, es un claro ejemplo de cómo se induce a la inmadurez ciudadana, y se le condena a conformarse con lo que otros hagan en su favor. Para efectos de ejemplificar la idea de recuperar el espacio personal y social, pensemos en el Municipio en donde vivimos. En ese ámbito territorial y división geo-política trabajan la mayoría de los que ahí habitan, ahí se relacionan, ahí duermen, ahí se divierten, ahí nacen sus hijos e hijas, ahí se entierran los muertos. La economía real de personas reales es la que sucede en el entorno en el que viven. La economía real tiene que ver con lo que cada persona produce, comercia, ahorra, gasta, invierte y paga de impuestos.

Todo esto sucede en el tiempo real de las personas, en el aquí y ahora de cada quien, y no en la imaginación sin sustento de paraísos futuros, diseñados por teóricos e instrumentados por tecno-financieros. La verdadera economía es la que permite que todos y todas tengamos casa, vestido, sustento, empleo, educación y salud ahí en donde vivimos.

ENTENDER EL ENTORNO

Para lograr lo anterior, es necesario conocer bien nuestro entorno inmediato, y también lo que sucede más allá y que puede influir en la forma en que vivimos. Conocer el entorno es tener una radiografía de cómo opera lo económico, lo político, lo social y lo cultural. Para ello se requiere información, pero no cualquier información. Es necesario además tener esquemas mentales de análisis e interpretación de las cosas. Si no sabemos explicar el por qué suceden realmente las cosas, aunque tengamos información, no sabemos lo que realmente acontece.

TODOS Y TODAS HACEMOS ECONOMÍA

Hacer economía significa crear riqueza y satisfacer necesidades. Hay una economía buena que da como resultado el bienestar de todos los que viven en una comunidad, y hay una economía mala que sólo beneficia a unas cuantas personas. La economía de un país, de un estado o de un municipio la hacemos todos, y no sólo los que tienen empresas y negocios que producen algún bien o servicio. Al consumir o dejar de hacerlo hacemos economía. Al elegir entre un producto hecho en el extranjero y un producto hecho en el país, hacemos economía. Al gastar todo nuestro dinero, en lugar de ahorrar aunque sea un poco, estamos haciendo economía. Al desperdiciar el agua y la luz hacemos economía, al elegir un trabajo sobre otro posible hacemos economía. En resumen, todas nuestras acciones cotidianas tienen impacto económico, ya que favorecen o no a la creación del bienestar colectivo.

Una ciudadanía madura busca las formas de apoyar y estimular a las empresas, productores y comerciantes que en verdad benefician a la comunidad, creando empleos, activando la economía local, y protegiendo al medio ambiente.

TODOS Y TODAS HACEMOS POLÍTICA

Hacer política significa tomar decisiones que impactan la forma de vida de la comunidad. Hay una política buena que resulta en beneficio de todos los ciudadanos, y hay política mala que sólo beneficia a unos cuantos. La política no debe ser asunto sólo de las personas que alcanzan puestos de elección popular o que trabajan en la administración pública; mucho menos debe ser asunto exclusivo de los partidos políticos. Los ciudadanos deben participar en la toma de decisiones de todo aquello que tiene implicaciones de interés general. La democracia representativa, entendida como dejar que las personas que elegimos sean siempre y exclusivamente las que piensen y decidan por nosotros, es una fórmula muy peligrosa. Los gobernantes deben considerarse y ser considerados por nosotros como un grupo de ciudadanos que tienen el encargo de ocuparse cotidianamente de atender asuntos de interés general, pero que no pueden tomar decisiones importantes sin consulta y debate ciudadano, para con ello concensar la necesidad e implicaciones de dichas decisiones.

Es importante crear mecanismos en los ámbitos comunal, municipal, regional y nacional que permitan que los ciudadanos se informen, analicen y dialoguen sobre asuntos políticos, económicos y sociales. Esto ayudará también a que todo ciudadano entienda que no hay decisiones políticas perfectas, que toda decisión tiene costos y beneficios, y que la gobernabilidad es el resultado de compartir todo aquello que nos une, y de negociar todo aquello que nos puede desunir.En este sentido, una ciudadanía madura elige, exige y colabora con los gobernantes, ya que no puede haber buen gobierno, si no existe una buena sociedad. La convivencia ciudadana se construye en base a la confianza mutua. Hay también sanos intereses particulares que sólo se satisfacen cuando acordamos con otras personas crear un grupo informal o una institución para lograr la satisfacción de dichos intereses. El tejido social se construye con una gran diversidad de grupos con intereses afines de tipo cultural, político, económico y social. Los grupos refuerzan identidades y dan sentido de pertenencia. Las Juntas de Acción Comunal (JAC) y sus diversos Comités de Trabajo, los Grupos de Adultos Mayores, las Asociaciones de Padres de Familia, las Veedurías Ciudadanas, y las Ligas Comunales de Consumidores, etc. son escuelas no formales de cohesión, confianza y solidaridad social. (Consulte también http://fundeconsumo.blogspot.com/).

VENTAJAS DE AFILIARSE A UNA LIGA COMUNAL DE CONSUMIDORES

Por FERNANDO FLÓREZ RICARDO presidente de FUNDECONSUMO http://fundeconsumo.blogspot.com/

Cuando se piensa en mejorar la convivencia ciudadana y la calidad de vida en la Comuna a la que pertenecemos, se advierte la necesidad de vincularse a cualquiera de los grupos comunitarios que existen a su interior, tales como Juntas de Acción Comunal (JAC), Grupos de Adultos Mayores, Asociaciones de Padres de Familia, Veedurías Ciudadanas, Liga Comunal de Consumidores, etc., que deberían aliarse estratégicamente para conformar escuelas no formales de cohesión, confianza y solidaridad social, donde se capacite a los ciudadanos para ejercer sus derechos constitucionales. Un gran número de JAC y algunos Grupos de Adultos Mayores cuentan con sedes comunales propias que pueden funcionar como Escuelas Ciudadanas, es decir, como centros de educación informal. Las escuelas y colegios de cada Comuna pueden facilitar a sus Asociaciones de Padres de Familia y/o JAC, un salón de clases, cuando el barrio no cuente con sede comunal, para tales capacitaciones en un horario nocturno, de dos (2) horas semanales, quincenales o mensuales.

Para el éxito del programa ESCUELAS CIUDADANAS deben separarse dos clases de funciones:

a) La elaboración de un CRONOGRAMA MENSUAL DE CONFERENCIAS, y un DIRECTORIO DE CONFERENCISTAS, que incluya organizaciones gubernamentales, ONG’s, profesionales y docentes, dispuestos a dictar charlas en temas tan diversos como defensa ciudadana y ambiental, alfabetización financiera e informática, seguridad alimentaria, farmacológica y cosmética, nutrición, reciclaje, metrología legal, prevención en salud, superación personal, autoestima, etc.

b) La logística de cada conferencia, es decir, la consecución del espacio físico (sede comunal, salón de clases o auditorio) y la consecución de sillas, papelógrafo o TV y DVD, o video beam, marcadores, refrigerios, etc. y la realización de la convocatoria a nivel del barrio respectivo utilizando volantes, correos electrónicos y boletines virtuales. Véase la nota sobre periódicos comunitarios publicada por FUNDECONSUMO en http://consumoyciudadania.blogspot.com

Cada Comuna debe contar con una Liga de Consumidores que se encargue de la coordinación de las conferencias con las JAC y demás grupos comunitarios. Por su parte, cada JAC, Grupo de Adultos Mayores, Asociación de Padres de Familia y Veeduría Ciudadana deben nombrar dos (2) delegados a la Liga de Consumidores de la Comuna y contar con un correo electrónico registrado en SKYPE, una red social gratuita que permite una mayor interacción entre los afiliados a la Liga de Consumidores. La idea es que en cada barrio se institucionalicen las charlas periódicas y/o videos educativos en una misma sede, para acostumbrar a los vecinos a disfrutar de una capacitación permanente. No olvidar elaborar un listado de asistencia con nombres, teléfonos celulares y correos electrónicos, que facilite el cursar invitación para una nueva charla o video.

FUNCIONES DE LAS LIGAS DE CONSUMIDORES

Las Ligas de Consumidores pueden prestar un gran servicio social tramitando en nombre y representación de la comunidad Peticiones, Quejas y Reclamos (PQR’s) ante los entes de control correspondientes (Alcaldía, Superintendencias, CNTV, Ministerios, Invima), en los sgtes. casos:

- Quejas contra establecimientos de comercio o vecinos que hacen ruido por encima de los decibles permitidos.
- Quejas contra empresas que contaminan el aire o vierten residuos venenosos a las cañerías.
- Quejas contra expendios fijos o ambulantes de alimentos que no cumplen con los protocolos de seguridad alimentaria.
- Quejas contra establecimientos de comercio que se convierten en focos de inseguridad ciudadana.
- Quejas contra establecimientos de comercio sin licencia o registro mercantil.
- Quejas contra vecinos que sacan a pasear sus mascotas sin recoger sus excrementos en bolsas plásticas.
- Quejas contra vecinos que tienen perros feroces sin bozal, así sea en el antejardín.
- Quejas contra vecinos que arrojan sus basuras en zonas verdes u otros sitios prohibidos.
- Quejas contra invasión de los parques por consumidores de estupefacientes.
- Quejas por alumbrado público deficiente que propicia la inseguridad.
- Quejas contra las empresas de servicios públicos domiciliarios y no domiciliarios (como la telefonía celular y la televisión abierta o por cable).
- Quejas contra establecimientos de comercio que no cumplen con la garantía de calidad o engañan con pesos, medidas o volúmenes adulterados en productos o mercancías, o no fijan en lugar visible una lista pública de precios.
- Quejas contra establecimientos de comercio que utilizan publicidad engañosa.
- Quejas contra establecimientos de comercio que realizan cobros abusivos en ventas a crédito.
- Quejas por fallas en el servicio público de transporte del MIO.
- Quejas contra establecimientos bancarios.
- Quejas por falta de vigilancia policiva en sectores determinados.
- Quejas por invasión del espacio público por vallas, avisos, vehículos, construcciones y parasoles que violan las normas urbanísticas, etc.
- Quejas por huecos en las vías públicas o falta de mantenimiento de la red vial.
- Quejas por falta de tapas en alcantarillas o tapas en medidores residenciales de agua.
- Quejas por falta de mantenimiento de parques y zonas verdes (poda y arborización).
- Quejas contra establecimientos educativos que utilizan parques o canchas deportivas sin recoger las basuras que arrojan los estudiantes.
- Quejas contra EPS’s e IPS’s por fallas en el servicio al usuario o contra Salud Pública Municipal por la no ejecución de programas contra el dengue hemorrágico, plagas y roedores.
- Quejas contra balnearios con piscinas que no cumplan con las normas de seguridad.

Las LIGAS DE CONSUMIDORES en cada Comuna podrán constituir cuerpos especiales de POLICÍA CÍVICA, previa capacitación, cuyos agentes, debidamente carnetizados, contarán con el respaldo de las autoridades locales para ejercer sus funciones de vigilancia e inspección del ambiente, del espacio público, de los servicios públicos y de los establecimientos de comercio.

CÓMO CONSTITUIR UNA LIGA DE CONSUMIDORES EN SU COMUNA

Si en su Comuna no existe actualmente una LIGA DE CONSUMIDORES y usted quiere ayudar a conformarla, le sugerimos vincularse a su Junta de Acción Comunal (JAC) en el Comité de Educación Informal al Consumidor, o formar parte de un Grupo de Adultos Mayores, o afiliarse a la Asociación de Padres de Familia de la escuela o colegio donde estudian sus hijos, o formar parte de una Veeduría Ciudadana, para desde ese grupo comunitario solicitar una charla de capacitación a FUNDECONSUMO dentro del programa ESCUELAS CIUDADANAS; o si lo prefiere, puede formar un Comité pro Liga de Consumidores de su Comuna, totalmente independiente de los mencionados grupos, y cuando ese Comité, con no menos de cinco (5) personas, alcance siquiera un número de veinticinco (25) personas, podrá constituirse como Liga de Consumidores, con la asesoría de FUNDECONSUMO. Dicha Liga se afiliará a la Confederación Colombiana de Consumidores y estará vigilada por la Superintendencia de Industria y Comercio. La personería jurídica de la Liga es reconocida por la Alcaldía Municipal. Más información en el blog http://fundeconsumo.blogspot.com/ o en la línea telefónica 884 4055 (Cali).

1.4.10

Participación ciudadana y tecnologías de la información y la comunicación (fragmento)


La aparición de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación ha revolucionado las intercomunicaciones humanas incidiendo en todos los ámbitos de la vida. Su impacto en la política y en el debilitado sistema democrático está suponiendo un paso adelante en los mecanismos innovadores de participación ciudadana que buscan avanzar hacia una democracia representativa más participativa.

Por sus potencialidades comunicativas e informativas, las nuevas tecnologías tienen la posibilidad de contribuir a resolver ciertos problemas de las democracias parlamentarias como las distancias existentes entre representantes y representados a la vez que hacen posible una democracia sin límites de tiempo, espacio u otras condiciones físicas . Facilitan la participación de los ciudadanos en la toma de decisiones públicas, pero conviene tener presente que son un simple instrumento al servicio de la voluntad política y que, por tanto, sus potencialidades en la participación ciudadana dependen en buena medida de esta voluntad. En este sentido, la realidad es que la incorporación de Internet en la política ha sido a menudo unidireccional y, lejos de fomentar la e-democracy y activar la participación ciudadana, ha tendido a potenciar la e-governance, entendiendo el ciberespacio en un sentido unidireccional que permite a los gobiernos una mejor gestión de gobierno y una mejor información de los ciudadanos.

Las nuevas tecnologías en los procesos participativos suponen un instrumento para fortalecer y complementar la comunicación y la información de los ciudadanos necesarias para que la participación ciudadana sea real. Por otra parte el hecho de permitir reducir costes y superar las dificultades de espacio y de tiempo facilita la frecuencia de las consultas a los ciudadanos sobre decisiones públicas a tomar. En este sentido las nuevas tecnologías hacen más llano el camino de la democracia representativa hacia una forma más participativa de hacer política.

La participación ciudadana a través de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación no puede sustituir la participación presencial, sino que debe suponer un complemento a las prácticas políticas análogas tradicionales, que tienen fuertes elementos socializadores que van más allá de la participación. Por otra parte, la utilización de las nuevas tecnologías en la participación ciudadana no debe suponer un elemento discriminatorio o esbiaixador del perfil de personas que participan en un proceso, por lo que conviene tener presente que la fractura digital imposibilita el acceso a las nuevas tecnologías a buena parte de la población que quedaría excluida de una participación exclusivamente virtual.

Así pues las nuevas tecnologías de la información y la comunicación son herramientas al servicio de las instituciones y los ciudadanos, versátiles a la utilización que se haga. En este sentido pueden facilitar la información y comunicación de los ciudadanos e incluso su participación en determinados procesos sin que la toma de las decisiones finales por parte de las instituciones se vea alterada, o bien pueden facilitar mecanismos de innovación democrática haciendo avanzar las democracias representativas actuales hacia democracias más participativas o incluso hacia una e-democracia directa.

Las nuevas tecnologías han supuesto un gran paso adelante en cuanto a las posibilidades técnicas que abren a la democracia participativa. A partir de aquí se abre un proceso para ir avanzando hacia la creación y consolidación de una cultura participativa fuerte, arraigada en las instituciones ya la ciudadanía que, velando por disminuir y paliar los efectos de la brecha digital, se articule con la nueva cultura digital y las utilice en todas sus potencialidades.

"PARTICIPACIÓN COMUNITARIA" - MONOGRAFIA DE ALFREDO MANRIQUE REYES


INTRODUCCIÓN

El presente documento tiene el doble propósito de brindar al lector algunas reflexiones que permitan recuperar el verdadero sentido de la participación ciudadana en la construcción de "lo publico", y por otro lado, dar a conocer de manera esquemática, las principales formas de participación previstas en el ordenamiento jurídico Colombiano vigente.

La violencia y la degradación de los derechos humanos han lesionado hoy de manera grave la dignidad de muchos colombianos. Los niveles de autoestima son precarios y ello tiene incidencia directa en el ejercicio de los deberes y de los derechos ciudadanos, uno de los cuales es la participación. Esta circunstancia impone importantes desafíos a la sociedad (que es algo mas que la suma de personas) para construir individuos autónomos, dignos y responsables y ello no es otra cosa que permitir la liberación de las amarras impuestas por las tradiciones y las costumbres autoritarias que inhiben a la persona llegar a ser "ella misma". El descubrimiento de "si mismo", inmediatamente plantea la inquietud de la relación con "el otro", inquietud que propone impresionantes oportunidades para superar la exclusión social, que es la negación absoluta de toda forma de participación... convoca a un nuevo ejercicio político de la ciudadanía.

El primer paso quizá es que esos individuos conscientes y autónomos se asocien, que generen organizaciones para potenciar su capacidad de influir e incidir en el diseño y en la marcha del destino colectivo. Una sociedad es capaz de adueñarse de su destino no solo, cuando sabe pensar el futuro, sino cuando se organiza, cuando genera redes sociales para construirlo.

La participación que requiere la democracia esta relacionada con las aspiraciones que abriga la gente acerca del futuro, con sus sueños y sus utopías. La aspiración generalizada es la paz, porque la echamos de menos y nos hace mucha falta. Los sueños y las utopías se refieren a los proyectos individuales y sociales para el bienestar y para hacer viable la felicidad. Son el fundamento de la integración social y de la potenciación del capital humano.

Por eso la participación comunitaria no puede seguir siendo solo un instrumento para legitimar un orden injusto y excluyente, o para resolver problemas coyunturales. Colombia requiere de una participación fundante, es decir, de un nuevo pacto que le dé vida al futuro.

Véase la monografía completa en los siguientes enlaces:



"Esta introducción, quizá un poco esquemática, la presento a los lectores, con el propósito de compartir con ustedes una hipótesis inicial: la de que no es posible superar los graves problemas de la sociedad colombiana si no logramos construir un escenario compartido entre unos empresarios capaces de incorporar en su agenda social y económica las potencialidades económicas y culturales de los pobres y excluidos, y de éstos con aquéllos, en tanto las actividades económicas de los pobres puedan ser competitivas; puedan incrementar el producto nacional y puedan modernizarse con los recursos de la tecnología, la ciencia y la informática contemporáneos."

"Para esto necesitan oportunidades y capacitación. En tanto sus actividades sociales puedan reinscribirse en un acuerdo fundamental que les permita respetar las normas como sujetos responsables y autónomos, y que haga posible erradicar las múltiples formas de derecho paralelo que frente a la crisis del derecho surgido del Estado nacional vienen apareciendo a lo largo y ancho de nuestro país frente a la crisis del derecho del Estado."

"La alianza que el país necesita debe dar lugar a un nuevo derecho que esté al servicio de la justicia y no al servicio del poder; que proteja principalmente a los ciudadanos inermes y no a los ciudadanos armados; que derrote la impunidad y facilite la iniciativa pública y privada para el aprovechamiento ecológicamente sostenible, equitativo, redistributivo y respetuoso de la diversidad, de nuestras riquezas naturales y de nuestras tradiciones culturales y sociales."

"Uno de los objetivos esenciales del Estado es el de gestionar el bien común. Lo dicen los textos constitucionales, las leyes, los decretos y las resoluciones. Sin embargo, los instrumentos que debieran realizar esos objetivos son casi siempre inadecuados. Cuando esa inadecuación llega a niveles intolerables se producen las crisis y los colapsos de legitimidad que no pueden resolverse sino mediante la revolución o mediante un nuevo pacto fundacional."

"La alianza que se propone reclama un lenguaje común entre el Estado, los pobres, los ricos y las clases medias; los campesinos y los habitantes urbanos; los servidores públicos y la sociedad civil. Ese lenguaje común solamente puede encontrarse en la recuperación del sentido de la política como una función noble y elevada que pasa transitoriamente por una crisis de credibilidad."

"No es posible crear ciudadanos si antes no se procede a dignificar seres humanos. Pero ello supone unas tareas económicas, políticas y sociales que no pueden ser reemplazadas por el mero proceso cultural. Sería tramposo pretender escamotear las reformas económicas y políticas que son urgentes para dignificar a la población, sustituyéndolas sofisticadamente por un mero discurso pedagógico. Pero como esas reformas políticas y económicas no se van a dar espontáneamente por iniciativa del poder, es preciso que la conciencia, el reclamo y la presión de las comunidades contribuyan a desencadenar y fortalecer ese proceso, y será en el esfuerzo por hacer valer sus derechos donde se consolide la conquista de autoestima de las comunidades y su dignificación."

"El primer paso de un proceso de formación ciudadana, no es aparentemente un paso social. Consiste en confrontar a cada quien con su propia idea de sí mismo, y sospecho que sólo puede cumplirse en el ámbito profundamente personal de la experiencia artística, o en el campo de la conversación y la polémica."

"Lo primero que hay que hacer es permitir que las personas se conviertan en interlocutores respetados y respetuosos, sea cual sea el tema sobre el cual se de el diálogo. El segundo paso es procurar la presencia de alguien que con su información y con su criterio contribuya a provocar la necesaria perplejidad de las personas con respecto al mundo en que viven. Una situación insoportable puede ser soportada por muchos sólo porque tienen la idea de que es algo natural y por ello inevitable. Bastaría que surja en ellos la duda sobre esa fatalidad o que descubran la existencia verosímil de una alternativa, para que la situación tolerada siempre empiece a volverse invivible. Una persona sólo puede vivir sin árboles mientras no surja en ella la conciencia profunda de que la vida con árboles es más grata y más bella. El verdadero enemigo de los pobres es la resignación. Y lo más difícil es impedir que cuando la gente deje de resignarse a ser pobre, empiece a resignarse a ser delincuente. Porque en el primer caso se resigna a ser víctima, pero en el segundo se resigna a que las víctimas sean los otros. Por ello la alternativa a la resignación es la acción común, la solidaridad."

"La participación es, entonces, a la vez un derecho y un deber. Es un derecho porque mediante ella la sociedad se construye, el individuo orienta el destino común, se fijan las pautas de comportamiento individual y colectivo, y se designan las instituciones políticas que deben orientar a la colectividad. Es un deber, porque la participación es solidaridad con el otro, es cooperación y colaboración con la organización social de la cual hacemos parte y a la cual exigimos responsabilidades."

"El objetivo principal de la participación es el de hacer más directo y más cotidiano el contacto entre los ciudadanos y las diversas instituciones del estado, y posibilitar que éstas tengan más en cuenta los intereses y opiniones de aquellos antes de tomar decisiones o de ejecutarlas."

"Los mecanismos de participación popular están consagrados en la Constitución nacional, y desarrollados por la Ley 134 estos son : El voto, el plebiscito, el referendo, la consulta popular, el cabildo abierto, la iniciativa legislativa y la revocatoria del mandato."

"Los alcaldes, los concejales, los ediles, los Personeros, los Contralores, las instituciones de educación, los medios de comunicación, los partidos políticos y las organizaciones sociales deberán establecer programas permanentes para el conocimiento, promoción y protección de los valores democráticos, constitucionales, institucionales, cívicos y especialmente el de la solidaridad social de acuerdo con los derechos fundamentales; los económicos, los sociales y culturales, y los colectivos y del medio ambiente."

"El desconocimiento por parte de las autoridades locales, de la participación ciudadana y de la obligación establecida en este artículo será causal de mala conducta (Ley 136 de 1994, art. 142)."

"ESCUELAS CIUDADANAS": UNA ALIANZA PARA LA EDUCACIÓN COMUNITARIA


“Escuelas Ciudadanas” es el nombre de una Alianza de líderes para la Educación Comunitaria que busca hacer de las sedes comunales, centros de educación informal para la formación ciudadana, principalmente mediante la enseñanza de los derechos y deberes de los consumidores de bienes y servicios, y la conformación de Ligas de Consumidores a nivel de Comuna, es decir, para la agremiación de los consumidores dentro del marco legal del Estatuto del Consumidor (Decreto 1441 de 1982).

La idea es educar al consumidor para que presente eficazmente peticiones, quejas y reclamos (PQR's) ante los proveedores, y en caso de no recibir respuesta satisfactoria, ante los entes o autoridades de control, como son las Alcaldías, las Superintendencias, los Ministerios y la Comisión Nacional de Televisión (CNTV). Así mismo se enseñará la utilidad de las acciones constitucionales como la Acción de Tutela, la Acción Popular, la Acción de Grupo y la Acción de Cumplimiento para proteger derechos individuales y colectivos, al igual que la necesidad de la participación ciudadana a través de los mecanismos establecidos en la Ley.

A través del programa Escuelas Ciudadanas en las sedes comunales se podrán implementar conferencias, charlas y talleres educativos, de periodicidad semanal, quincenal o mensual, de forma que se institucionalice la capacitación comunitaria en materia de defensa ciudadana y ambiental, así como cursos de alfabetización financiera, y charlas sobre seguridad alimentaria, farmacológica y cosmética, nutrición, reciclaje, prevención en salud, superación personal, autoestima, etc., que pueden difundirse a través de Internet. Véase la nota sobre la nueva era de los periódicos comunitarios en el blog consumoyciudadania.blogspot.com

En la constitución de las Escuelas Ciudadanas es importante que cada Junta de Acción Comunal (JAC) conforme un Comité de Educación al Consumidor, con un mínimo de dos (2) personas, que podrán desempeñarse como delegadas ante la Liga de Consumidores de la respectiva Comuna, entidad que puede participar con voz y voto en los Comités de Planificación para efectos de diseñar el Plan de Desarrollo de la Comuna que asigna el presupuesto para obras y programas con la prioridad que se establezca por parte de los representantes de la comunidad, es decir, de los líderes comunitarios.

Téngase en cuenta la importancia para cada Comuna de conformar alianzas estratégicas entre los líderes comunitarios de las JAC, con los Grupos de Adultos Mayores, las Asociaciones de Padres de Familia, las Veedurías Ciudadanas y la Liga de Consumidores, pues no resulta eficiente funcionar como ruedas sueltas. Mediante tales alianzas se impulsará la utilización adecuada de los espacios públicos, como las sedes comunales y los parques, para socializar y sensibilizar a la comunidad mediante eventos lúdicos, recreativos y culturales, que permitan crear el clima de confianza necesario para lanzar proyectos de mejoramiento de la calidad de vida, incluyendo empresas comunitarias culturales, educativas, artesanales, de comunicaciones, cooperativas de consumo, etc.

Para la capacitación comunitaria en las Escuelas Ciudadanas puede acudirse a las diferentes Secretarías de la Alcaldía Municipal de Santiago de Cali, a las Superintendencias, a la CVC, al Dagma, a ONG's (Asociaciones y Fundaciones), y a FUNDECONSUMO (Tel. 888 1978). Suscríbase gratis a nuestra edición virtual del Boletín EL CONSUMIDOR siguiendo nuestros blogs o escribiendo a el-consumidor@hotmail.com

Mayor información en http://fundeconsumo.blogspot.com/
E-mail: fundeconsumo@hotmail.com

31.3.10

ALIANZAS ESTRATÉGICAS Y LIDERAZGO COMUNITARIO

"El mundo ha cambiado enormemente en las últimas dos décadas; en la política, en la economía, en las comunicaciones, en todas las esferas de la sociedad. Precisamente en entender esos cambios y saber leer adecuadamente la nueva realidad radica el éxito o el fracaso del liderazgo democrático. Pero también en entender esos cambios y, a partir de ellos, impulsar programas y políticas públicas que apunten al bien común, radica el éxito o el fracaso del liderazgo progresista.”

Ahora bien, la tarea principal de los líderes comunitarios en esta nueva era es la de construir redes sociales, de manera que se fortalezca y dinamice la acción ciudadana mediante la cooperación, la colaboración y la solidaridad, en forma presencial y con el uso de Internet. Las alianzas estratégicas facilitan la consecución de objetivos comunes, como hacer de la Comuna respectiva un mejor lugar para vivir, más amable, más saludable, próspero y seguro, libre de contaminación visual y sonora, con abundantes zonas verdes, donde los parques sean zonas de reencuentro vecinal desde los cuales se impulse el deporte, la cultura y la recreación, y las sedes comunales funcionen como centros de educación informal o escuelas ciudadanas sobre temas de interés para los consumidores.

En cada comuna encontramos cinco (5) grupos de líderes comunitarios, a saber:

- Las Juntas de Acción Comunal (JAC).

- Los Grupos de Adultos Mayores.

- Las Asociaciones de Padres de Familia.

- Las Veedurías Ciudadanas

- La Liga de Consumidores

Esta última, la Liga de Consumidores de la Comuna, enfocada principalmente en la educación ambiental, recuperación del espacio público y la defensa ciudadana (presentación efectiva de peticiones, quejas y reclamos ante las autoridades de control como Alcaldías y Superintendencias), puede estar conformada por delegados de los otros cuatro (4) grupos comunitarios, de manera que logre crear una alianza estratégica de líderes comunitarios para un beneficio común. Por otra parte, para la conformación de una Liga de Consumidores a nivel de Comuna solo se necesitan 25 personas que tendrán la calidad de policías cívicos, acreditados y carnetizados de acuerdo con el Decreto 1441 de 1982, quienes contarán con el respaldo de las autoridades locales para ejercer sus funciones de vigías del ambiente, del espacio público y del comercio local.

Las Juntas de Acción Comunal (JAC) pueden crear, cada una, un Comité de Educación al Consumidor para promover y difundir al interior de sus respectivos barrios, especialmente desde sus sedes comunales, el programa de “Escuelas Ciudadanas”, una Alianza Educativa Comunitaria en los barrios de Cali. El Decreto 300 de 1987 establece que las JAC deben capacitar a la comunidad para que participe en el ejercicio de los derechos y deberes ciudadanos, así como fomentar el liderazgo comunitario.

Los Grupos de Adultos Mayores al contrario de lo que muchos piensan de la tercera edad, están en la etapa óptima para continuar siendo productivos y una excelente oportunidad para ello, es a través del servicio ciudadano, como una forma especial de voluntariado, pues además de que se cuenta con el tiempo disponible, se tiene a su favor la madurez intelectual y admirable experiencia.

Está científicamente demostrada la importancia que tiene en el ser humano que su cerebro se ejercite constantemente para evitar enfermedades en los últimos años de vida. De ahí la necesidad de permanecer activos y no hacer un paro total que pueda traer consigo estados emocionales dañinos como la depresión, baja autoestima, debilidad u padecimientos físicos.

Tampoco se trata de seguir con el mismo ritmo de vida que se acostumbraba llevar, pero sí aprovechar las nuevas condiciones para realizar metas que hasta el momento no habían sido posibles y también prestar un servicio social que le llenará de satisfacción.

Las Asociaciones de Padres de Familia deben promover los procesos de formación y actualización de los padres de familia (Decreto 1286 de 2005) y permitirían el apoyo logístico de las escuelas y colegios del sector, principalmente con sus sedes locativas, cuando alguna JAC no cuente con sede comunal o la dimensión del foro lo exija, y la eventual colaboración de los estudiantes de 10º y 11º, previa autorización del establecimiento educativo, para programas comunitarios específicos.

Las Veedurías Ciudadanas que entre sus funciones tienen la de difundir y promover los mecanismos de participación comunitaria y los derechos ciudadanos (artículo 270 de la Constitución Política y Ley 850 de 2003).

Si usted es un líder interesado en conformar un Comité de Educación al Consumidor en su barrio y/o la Liga de Consumidores de su Comuna y/o vincularse al programa de Escuelas Ciudadanas, solicite una charla gratuita de FUNDECONSUMO a los teléfonos 888 1978 – 888 1979. Único requisito: convocar a un grupo de mínimo veinticinco (25) personas, y para tal fin pueden solicitar el envío por correo electrónico del Boletín EL CONSUMIDOR que podrán reenviar o fotocopiar.

Mayor información en http://eco-consumo.blogspot.com

http://consumoyciudadania.blogspot.com/

http://el-comejen.blogspot.com

www.ecourban.org

31.1.10

EL NUEVO CIUDADANO


El Boletín “EL CONSUMIDOR” pretende constituirse como un eje a partir del cual se articulen iniciativas, proyectos, campañas, grupos y redes formados por los nuevos actores del escenario social: los consumidores agrupados y organizados en ligas y asociaciones, con el apoyo de profesionales de todas las áreas (consumidores calificados), especialmente los relacionados con la Educación Ambiental y la Defensa del Ciudadano, y de las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales (ONGs) interesadas en hacer visibles sus actividades, intercambiar experiencias, ideas, materiales, recursos y proyectos y establecer relaciones de colaboración.

“EL CONSUMIDOR” es publicado por la Fundación para la Defensa del Consumidor – FUNDECONSUMO, entidad privada sin ánimo de lucro, constituida el 19 de Septiembre de 1999, afiliada a la Confederación Colombiana de Consumidores y a AUSBANC INTERNACIONAL, y tendrá una edición impresa paralelamente a su edición virtual en www.elconsumidor.co que será nuestro lugar de encuentro virtual, sin dejar de lado las charlas y conferencias en las sedes comunales de todas las ciudades del país.

El marco jurídico para operar está dado por el Estatuto del Consumidor, especialmente los Decretos 1441 de 1982 que establece los requisitos para la organización gremial de los consumidores colombianos, y reglamentan la Ley 73 de 1981, concordante con el artículo 78 de la Constitución Política.

Nuestra publicación a través del programa ESCUELAS CIUDADANAS buscará promover una Alianza para la Educación Comunitaria, formal, no formal e informal, en materia del Derecho del Consumo, que incluye la participación ciudadana en la protección del ambiente y el espacio público y el uso de las acciones constitucionales, como por ejemplo, las acciones populares y de grupo para tener ciudades habitables, que ayuden a convertir los núcleos urbanos en una nueva síntesis de urbe y naturaleza, desarrollando una alternativa ecológica: el concepto de ecociudad, que “intenta analizar el fenómeno urbano en un sentido integral, vital y saludable, donde la arquitectura, el transporte, el uso del suelo, la recuperación de los espacios degradados, las decisiones comunitarias, así como las costumbres sociales, los hábitos de consumo, la educación y la cultura están íntegramente relacionadas entre sí”.

Los aliados estratégicos de las Ligas comunales de Consumidores son las Juntas de Acción Comunal (JAC), los grupos de adultos mayores, las veedurías ciudadanas y las asociaciones de padres de familia que facilitarán la comunicación con las escuelas y colegios de cada sector.

Queremos que cada familia haga de “EL CONSUMIDOR” un nuevo producto de su canasta familiar, con abundantes tips para consumir con cuidado, que le servirán para diferenciar calidad al momento de tomar sus decisiones de compra, para educarse en seguridad alimentaria, farmacológica y cosmética, y ayudar a proteger el medio ambiente, así como para exigir la garantía de calidad en todas sus compras, a un precio justo, evitando ser víctima de publicidad engañosa y cobro abusivo.

Por otra parte, en la medida que se logre una mayor participación ciudadana en la toma de decisiones del Estado, incluyendo la distribución del presupuesto público, que permita gestionar mejor el desarrollo de las ciudades colombianas, visualizándolas como espacios sostenibles, y mejorando la calidad y cobertura de los servicios públicos, estaremos cumpliendo nuestro propósito de ayudar a formar un nuevo ciudadano, consciente de sus deberes y derechos.

19.1.10

FUNDECONSUMO

Defendiendo al consumidor desde 1999


FUNDECONSUMO es la Fundación para la Defensa del Consumidor que promueve el consumo sustentable, racional y solidario, y apoya el comercio formal u organizado, justo, social y ecológicamente responsable, así como denuncia las malas prácticas mercantiles.
Si necesita asesoría legal, por favor llame al 888-19-78 en la ciudad de Cali para solicitar una cita y evaluar su caso. Es importante que, tratándose de garantías de calidad, su caso no tenga más de 12 meses de antigüedad para que pueda ser resuelto adecuadamente en los términos que fija la ley. Para reclamos por facturación de servicios públicos el plazo es de cinco (5) meses. La orientación general se proporciona telefónicamente. En caso de requerir asesoría legal personalizada, aplicarán honorarios profesionales a convenir con el interesado. Antes de llamar le recomendamos consultar cómo y ante quién presentar una queja y los modelos de cartas de reclamación en el menú de esta página.
Agradecemos enormemente su participación en El Consumidor para conocer su experiencia. Comparta con nosotros sus historias de horror o ejemplares, con proveedores o autoridades relacionadas con el consumo, enviándolas a nuestro correo boletinelconsumidor@gmail.com o publicándolas como comentario al final de esta entrada o del artículo que le interese.
Este es nuestro Portafolio de Servicios:
  • Asesoría legal y trámite de peticiones, quejas y reclamos (PQR's) por incumplimiento de contratos, garantías de calidad, publicidad engañosa o cobro abusivo de bienes y servicios.
  • Conciliaciones en Derecho del Consumo, Civil y de Familia
  • Acciones de Tutela, Populares y de Grupo
  • Defensa Legal del Ambiente y del Espacio Público
  • Protección del Arrendatario
  • Demandas por fraude en venta de paquetes turísticos, cursos de inglés y en telemercadeo
  • Publica el Boletín EL CONSUMIDOR en versiones online e impresa: E-mail: boletinelconsumidor@gmail.com
  • Publicará proximamente la GUÍA DEL CONSUMIDOR con apoyo de los productores y comerciantes organizados del Valle del Cauca, que invierten calidad y servicio al cliente.
Le invitamos a ver nuestra presentación sobre quién defiende a los consumidores en:
http://sites.google.com/site/fundeconsumo

Sede Fundeconsumo:
Centro Financiero La Ermita Carrera 3 No. 12-40 Oficina 305
Cali - Colombia. Teléfonos: 888 1978 - 888 1979
e-mail de la Fundación: fundeconsumo@hotmail.com


ENLACES RECOMENDADOS:

FUNDECONSUMO
FUNDECONSUMO.WORDPRESS.COM
ALIANZA DE FUNDECONSUMO Y AUSBANC
PROGRAMA ESCUELAS CIUDADANAS
CONFEDERACION COLOMBIANA DE CONSUMIDORES
SUPERINTENDENCIA DE INDUSTRIA Y COMERCIO
SOLUCIONES JURIDICAS PREPAGADAS
PLANES LEGALES PREPAGADOS

GENTE MAYOR
EL COMEJÉN
Consejos para manipular alimentos
Obsolescencia Programada (Video)


Otras entidades que defienden al consumidor en el mundo

16.1.10

CIUDAD HABITABLE


Como en tantos otros temas, todos están de acuerdo en la enfermedad, pero no en los remedios: para caminar hacia una sociedad ecológica es necesario cambiar los hábitos y las dinámicas urbanas. La respuesta está en convertir los núcleos urbanos en una nueva síntesis entre urbe y naturaleza. Para los interesados en desarrollar una alternativa ecológica, el concepto de ecociudad intenta analizar el fenómeno urbano en un sentido integral, vital y saludable, donde la arquitectura, el transporte, el uso del suelo, la recuperación de los espacios degradados, las decisiones comunitarias, así como las costumbres sociales, la educación y la cultura están íntegramente relacionadas entre sí.


Desde el punto de vista ecológico, la cuestión esencial es pues "cómo sostener los sistemas urbanos de manera que, sin dejar de ser un hábitat adecuado para el hombre, tenga la capacidad de preservar el medio ambiente". En todas partes se puede mejorar la vida de las ciudades para que sean menos impactantes e inhóspitas y más habitables. Esta es una responsabilidad común y en la que todos podemos colaborar. Es fundamental mejorar el conocimiento y compresión del sistema urbano, como herramienta básica para definir las estrategias que contribuyen a hacer más habitables las ciudades.

Debe existir una disponibilidad de servicios en infraestructuras educativas y acceso a los mismos. La Educación y formación a todos los niveles (particularmente la alfabetización), formal e informal es la piedra angular de todo proceso de cambio. A partir de aquí sería necesaria la creación de nuevas fuentes de empleo para remediar las fuertes tasas de paro, que afectan en especial a los sectores más desfavorecidos.

En paralelo a la progresiva toma de conciencia de la necesidad de la Educación Ambiental, se han venido desarrollando propuestas de actividades desde numerosos organismos públicos y privados (no hay que olvidar la labor de la ONGs con las actividades dentro de cada país, que pueden implicar un proceso de bifurcación hacia instituciones regionales e internacionales), que ayuden a la población a ir adoptando actitudes con el uso equilibrado de los recursos.

En la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro de 1992 se aprobó un tratado alternativo sobre Urbanización. Los propios gobiernos se comprometieron a llevar un cabo planes concretos para reducir el impacto ambiental de las ciudades. En la Agenda 21 puede leerse un compromiso para realizar planes concretos, con el fin de convertir las ciudades en un espacio sostenible. Seguramente, estos compromisos, como tantos otros, quedarán prisioneros incumplidos en manos de la inercia. La propia Unión Europea publicó en 1990 un libro verde sobre el medio ambiente urbano.

Debería haber una promoción pública de la vivienda, con un importante papel reservado al alquiler, ya que la compra de una vivienda, aún en las mejores condiciones significa hipotecar una buena parte de la vida. Habría que utilizar tecnologías de construcción que no impliquen un gran consumo energético. La adquisición de suelo por parte de los municipios, con el objetivo de contrarrestar los efectos negativos derivados de los movimientos especulativos en épocas de escasez de oferta. Debemos dejar de considerar la vivienda como un objeto de inversión, y empezar a sentirla como una necesidad.

En la construcción de nuevos edificios se deberían utilizar técnicas de arquitectura bioclimática, incrementando así su eficiencia energética (uso de energías renovables, aislamiento térmico, etc). Se puede instalar redes de iluminación pública de bajo consumo y utilizar materiales alternativos y reciclados en la construcción, así como fomentar la reutilización de aguas grises. Se deben potenciar los edificios con usos múltiples, donde se puedan combinar los espacios de vivienda con los de comercio, de relación o de producción.

En España, algunas ciudades han sido sometidas a un chequeo, una auditoría, que pretende proporcionar la información necesaria para que disminuya sus desequilibrios y afronte los problemas derivados del suministro de recursos (aguas, alimentos, energía), la ocupación del territorio, los residenciales, el transporte y los residuos que generan sus habitantes y actividades económicas.

El programa MAB de la UNESCO ha promovido la investigación sobre nuevos enfoques metodológicos para los estudios ecológicos de las ciudades, inspirados en una voluntad de dar mejores respuestas a los graves problemas de la planificación y gestión urbanas. Esto significa menos retórica y abstracción teórica y, por supuesto, más práctica y experimentación. Se persigue lograr ciudades más equitativas, humanas y autosuficientes que se reconcilien con la naturaleza y sean a la vez menos consumidoras de recursos naturales, más eficientes y más conservativas. Por ello, para un problema de magnitud global, la búsqueda de soluciones comienza localmente pero dentro del marco de una concertación internacional.

Esto no tendría sentido sin una profunda conciencia ecológica de los habitantes de las Ecociudades y de las políticas de cada uno de los países o municipios. El ecoconsumo y todo lo que ello comporta debe considerarse como una alternativa clara a nuestro modelo de sociedad.

Existe una aportación interesante que es la del programa de "Ciudades Saludables", promovido por la secciones europeas de salud ambiental y promoción de la salud de la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.), en el que se señala la conducta de los ciudadanos como una de las causas de los problemas ambientales, de calidad de vida y de salud.

En la actualidad las zonas verdes urbanas juegan un importante papel en la calidad ambiental de las ciudades. Los jardines y las alineaciones de árboles ayudan a la termorregulación del clima urbano, disminuyen la fuerza del viento, amortiguan ruidos, retienen grandes cantidades de polvo en suspensión, incluso tienen un efectivo poder bactericida. Estos efectos inciden directamente en el nivel de confort de la ciudad y en consecuencia en la salud no sólo física sino también psíquica del hombre.

Los grupos ecologistas, poco afines a las grandes industrias automovilísticas, apuestan por una reducción de las necesidades de transporte motorizado mediante un modelo de ciudad más equilibrado. Esa apuesta debe completarse con una política pública que estimule el transporte colectivo, y, en particular,, aquél que menos contamine y más respetuoso se muestre con el medio. También sería interesante que se estimulase los viajes no motorizados: peatonales y en bicicleta, para lo que deberían incrementarse las aceras, crearse bulevares y áreas ambientales y carriles bici. Hay que arrebatarle al automóvil su posesión de la ciudad y devolvérsela al peatón. Con estas fórmulas se reducirá sensiblemente el consumo energético y se mejorarían las condiciones de vida, como consecuencia de los niveles de contaminación y la recuperación del espacio urbano.

Tomado de "Manual de Ecología Urbana" en http://www.ecourban.org/
Enlaces sugeridos: