28.3.13

Decálogo para utilizar en el supermercado



Con el propósito de realizar un gasto más ordenado que implique un ahorro, le tenemos 10 recomendaciones:



1.- No planificar las compras puede representar una fuga en el bolsillo de los consumidores. Haga una lista de lo que hace falta en casa, que incluya lo necesario y péguela en un lugar visible como el refrigerador.



2.- Compare precio y calidad; no se trata de comprar lo más barato todo el tiempo, sino de comprar lo mejor al menor precio posible. 



3.- Al visitar dos veces por semana el supermercado, se corre el riesgo de que en cada ocasión se “cuele al carrito” un producto que no se tenía previsto; lo óptimo es hacer todas las compras de la semana o por quincena en una sola oportunidad, así se evitan gastos innecesarios 



4.- Enfóquese  en lo que se necesita, toda vez que los supermercados colocan los productos de primera necesidad al final de la tienda, como son alimentos, mientras que los productos de menor necesidad van al principio, así intentan seducir al cliente en sus compras. 



5.- Evite el pago con tarjeta de crédito; el plástico no es dinero extra, es un préstamo que se paga con intereses y no es recomendable para pagar productos de consumo inmediato. 



6.- Si  hace las compras sin comer es muy probable que compre antojos de lo que ve, pero que en realidad no necesita.



7.- Los supermercados colocan los productos que más tardan en caducar hacia atrás del anaquel o góndola, o en la parte inferior del refrigerador, para inducir la compra de los que ya están casi en fechas de caducar.



8.- Los supermercados ofrecen productos de marca propia que venden a menor precio, comparados con marcas que pagan mucha publicidad y esta diferencia de precio se debe a empaques muy elaborados, por lo que en estos casos habría que revisar la calidad, lo que representaría un buen ahorro.


9.- Comprar en pequeñas cantidades puede afectar la economía y en menores proporciones el precio aumenta.



10.- Entre más pequeño es el envase o empaque, más caro es el producto proporcionalmente; si se trata de un producto de uso habitual como papel higiénico es mejor comprar los paquetes grandes con lo que se genera un ahorro.


FUNDECONSUMO

No hay comentarios:

Publicar un comentario